El ser del viento

EL SER DEL VIENTO
A Koldo Etxebarria
 
Respirarte, aspirarte, olerte… y verte
cara a cara, desnudo de envoltorio.
Que seas, Ser del Viento, el territorio
donde el son de tu brisa me despierte.
 
Para vivir en ti me falta muerte;
por eso tu huracán horada un hoyo
 bajo mis pies, y así, sin más apoyo
que tu soplo vacío, hallo tal suerte.
 
Tu aliento es aire, el viento que me guía
y a su acorde ligero  me someto
porque su incienso es ya mi anatomía.
 
Y ya como un laúd, mi cuerpo, quieto,
se ha transformado en rima y melodía
que hoy quiere hacerse tuya en un soneto.
 
Rafa Redondo
escritor y maestro zen

Si te gusta, comparte