Pablo González de Langarika

CONTEMPLACION: REALIDAD,  IDENTIDAD Y BELLEZA

Cuando Pablo González de Langarika me propuso el proyecto de colaborar con mi trabajo en una Publicación de Angela Figuera para ZURGAI  me interesó mucho.

La poesía ya que me parecía una convivencia íntima y armónica.

La expresión poética, la belleza  aflora  en el silencio y en la intimidad y soledad acogedora.

 

Ya que el origen de la belleza poética procede de la misma zona interior

del ser humano bien  si se utilice la palabra o el color

 

La contemplación o la meditación es la herramienta básica para acceder a la zona interior del ser humano donde está el corazón, la belleza y el vacio metafísico.

 

Esa belleza, que está  vacia de formas es al mismo tiempo la realidad autentica, nuestra

auténtica identidad más allá del ego.

Por eso las figuras humanas aparecen en actitud contemplativa silenciosa,sentados, de pie o andando, conectados con el corazón de si mismos.

La creación poética y artística es  autentica y genuina cuando  nos instalamos en esa

zona y surge de ahí.Y siempre es una experiencia gozosa, una experiencia de belleza.La mirada que surge de ahi es de alegría  y gozo.

 

Por eso los cuadros son poesias visuales en los que el protagonista es el ser humano en

actitud contemplativa silenciosa.Y las armonias de luz y color inundando los espacios arquitectonicos silenciosos son metáforas de la armonia de  esa zona interior que he comentado antes y que tenemos todos los seres humanos.

 

La expresión poética que utiliza la palabra o el color y las formas procede de esa misma

zona interior del ser humano.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR