Koldo Etxebarria recogiendo el Premio Internacional Pintura Focus Abengoa