Jon Azofra: Contemplación y belleza metafísica