Xabier Sáenz de Gorbea, Compendio de modernidad

por: Xabier Sáenz de Gorbea
publicado en el diario DEIA, el 1 de julio de 2007

Koldo Etxebarria es un pintor que utiliza herramientas de última generación, como el programa informático Autodesk Maya. Desde el ordenador, plantea imágenes que positiva sobre papel fotográfico. El artista muestra las posibilidades de la máquina y ofrece un potencial expresivo cuyos límites resultan impredecibles.

  

Las ideas de Koldo Etxebarria remiten al área de la estética, en tanto que busca la protección idealizada de la armonía y la belleza. Como dice: “Mi investigación ahonda en la belleza interior, en la armonía, en el gozo estético, en la poética del ser humano. Todas ellas son la misma sustancia, va más allá de la apariencia perceptual y de los procesos racionales e ideológicos”.

Su obra es un compendio de la modernidad donde se enlazan algunos referentes, tanto figurativos como abstractos, cuyos horizontes de sentido son evocados directa e indirectamente. El artista proyecta perspectivas que están formadas por unas constantes arquitectónicas que remiten al racionalizado orden clásico y al espíritu moderno del menos es más. Los habitáculos son tanto de exterior como de interior y patentizan unos encuadres que no sólo enmarcan sino que parecen proteger a las solitarias figuras humanas.

Los cuadros, lo mismo que las figuras, operan mecánicamente y tienen cierta concomitancia con las ideas Bauhausianas de Oskar Schlemmer. En ellos habita igualmente el raro extrañamiento que se maneja en el desafío pictórico de Chirico. Igualmente, se ejemplifica el ensimismado ser melancólico que Edward Hopper envuelve en el celofán cotidiano de la ciudad. Asimismo, recibe la herencia icónica de las piscinas californianas de David Hockney. Y las soluciones de espacios múltiples están en la línea hiperreal de Richard Estes.

La óptica existencial de la abstracción manifiesta el sentido último de la pintura y la escultura en la evocación que hace a obras concretas de Rothko y Oteiza. Más allá los gustos o la actualidad de las nociones, Koldo Etxebarria establece no solamente una conexión con la metafísica de la modernidad sino también una extrema coherencia que opera en todas las obras.

Si te gusta, comparte