El espacio habitado como metáfora del Ser